VIII CONGRESO

DE SISTEMAS Y TECNOLOGÍAS
DE CERRAMIENTO DE EDIFICIOS

ENVOLVENTES
SUSTENTABLES

LA RESPONSABILIDAD COMO UNA
CONSTANTE EN LA ESPECIFICACIÓN

ACTUALIDAD


Cristales Cool Lite: control solar de alto rendimiento

La principal función de los vidrios de control solar es lograr una eficiente ganancia de luz natural y evitar el ingreso de calor solar (radiación infrarroja). Al mismo tiempo, deben proveer el mejor aislamiento térmico en las ventanas para que estas no se conviertan en un elemento térmicamente ineficiente en la envolvente de los edificios.

Para ello, los vidrios de control solar poseen revestimientos (o coatings) que permiten el control de la radiación solar (Transmisión de Luz y Factor Solar, entre otros coeficientes), y también mejoran el coeficiente de Transmitancia Térmica (Factor K) de los paneles de DVH – doble vidriado hermético.

Los cristales Cool Lite son parte de una novedosa familia de productos de diferentes características entre sí, desarrollada por la firma Saint Gobain. Está compuesta por tres líneas de productos:

  • Cool Lite ST/STB
  • Cool Lite KNT/KBT
  • Cool Lite SKN/SKN II

La característica común de todos ellos es que se trata de vidrios de control solar y baja emisividad (salvo los ST/STB) con revestimientos soft-coat:

La particularidad de los revestimientos o coatings “soft coat” (también llamados de capa blanda www.luxuriesbags.com o magnetrónicos), es que los mismos son aplicados “en frío” sobre las hojas de vidrio tamaño standard, a diferencia de los vidrios con revestimiento pirolítico, donde el mismo se aplica antes del proceso de recocido en la línea de fabricación del cristal float. El proceso soft coat se hace dentro de una cámara de vacío donde la superficie del vidrio recibe, mediante un bombardeo de iones, las diferentes capas metálicas que le irán confiriendo al cristal las características definitivas (control solar, reflectividad, baja emisividad, etc). Estos vidrios pueden ser sometidos a procesos de endurecimiento térmico – templado o termoendurecido – sin que el revestimiento www.sellbags.net sufra ningún tipo de alteración o daño.

Los cristales Cool Lite ST/STB son productos de alta reflexión exterior (“muy espejados”) y muy buen control de la radiación infrarroja “calórica”. Su transparencia es menor a la del resto de las líneas, lo que los convierte en una alternativa ideal para edificios comerciales, corporativos, centros comerciales y cualquier envolvente www.similarbags.com donde el porcentaje de superficie vidriada sea importante. Se comercializan en tonos gris y azul, en forma de vidrios laminados 4+4 mm (espesor nominal 8mm).

La línea de cristales Cool Lite KNT, está compuesta de cuatro tonos neutros (KNT 140, KNT 155, KNT 164 y KBT 140 –levemente azulado), verde (KNT 455) y azul (KNT 755).

Estos son cristales de baja emisividad con diferentes niveles de reflexión. Instalados en unidades de DVH, son muy eficientes en todos los aspectos: transmisión de luz (aprox. 50 %), factor solar (menores al 40 %) y aislamiento térmico (1,8 W/m2°K). La reflectividad de estos vidrios es media (tal cual la tendencia actual en fechadas de edificios) y en promedio tienen un comportamiento superior a los vidrios reflectivos pirolíticos existentes.

La línea Cool Lite SKN / SKN II está compuesta por cuatro opciones en tono neutro: el SKN 144, SKN 154, SKN 165 y SKN 174. Se trata de una variante mejorada del KNT, de características inusuales por su rendimiento y apariencia. Todos ellos están fabricados a partir de vidrios float incoloros.

Todos poseen un factor K menor a 1.7 W/m2°K y niveles de transmisión de luz superiores al 50%, salvo el SKN 144 que es una opción para fachadas con alta reflexión de luz. Para destacar es el SKN 174, que es un cristal decididamente “incoloro” con una transmisión de luz del 67 % y una factor solar (transmisión de radiación infrarroja) de solamente 0.41.

Todos los cristales de la línea SKN/SKN II poseen una selectividad (relación entre % de Transmisión de luz y Factor Solar) mayor a 1.6 y llegando en algunos casos a 1.9, lo que significa que la cantidad de luz transmitida a través del vidrio es casi el doble que el calor solar infrarrojo transmitido.